Ante la pandemia del coronavirus

En estos días tan difíciles, de aislamiento, sufrimiento e incertidumbre, en APASCIDE queremos ser una familia, en la que el espíritu solidario, el apoyo mutuo y el cariño nos ayuden a superar esta crisis. Las personas con sordoceguera y sus familias, los profesionales, los voluntarios, los colaboradores y benefactores,...

todos nuestros amigos y amigas, cada uno confinado en su casa, tenemos que sentirnos unidos en la distancia, y con todo el apoyo que os podamos dar. Seguimos trabajando desde la sede o telemáticamente, atentos a las necesidades, con las limitaciones que imponen las circunstancias. 

Tenemos también nuestros héroes y heroínas particulares en el Centro Santa Ángela de la Cruz, donde están nuestros chicos y chicas con sordoceguera. Nuestro equipo ha puesto en marcha todas las medidas para que no entre el virus, medidas que se anticiparon a las recomendaciones oficiales, suspendiendo las visitas, con higiene de manos desde hace semanas, y ahora con todo un plan perfectamente detallado para todas las contingencias. Un equipo directivo admirable y un equipo de profesionales entregado y heroico. Superando todos los miedos e incomodidades, haciendo turnos y retenes por si alguien enferma. Superando incluso la distancia de las familias, ya que muchas de nuestras mediadoras y mediadores vienen de otras partes de España. Pasando los malos tragos a distancia, a veces sin nadie a quien abrazar en casa, por el confinamiento. Mediadoras, limpiadoras, cocineras, mantenimiento, administración, directoras, enfermeras, vigilancia, cada día dándolo todo, con el apoyo desde la sede de Madrid. Y en cuanto las circunstancias lo permitan, también nuestras mediadoras y mediadores del programa de familias se sumarán a nuestro equipo de héroes.

Con tanto esfuerzo y cariño han conseguido que en estas circunstancias el Centro Santa Ángela de la Cruz siga siendo un hogar para nuestros chicos y chicas con sordoceguera. Y a las familias nos llena de emoción recibir esas fotos tan amorosas, que solo se distinguen de las de antas porque ya no son en grupos. Estamos orgullosos de vosotros. Cuando pase todo, prometo unirme a un enorme y colectivo abrazo.

 

¡GRACIAS!!!!

 

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web APASCIDE Para saber más sobre las cookies Politica de Privacidad.

Acepto el uso de cookies de este sitio

EU Cookie Directive Plugin Information