By Plimun Web Design

APASCIDE

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel

Salud y sordoceguera

 

 


Antes de comenzar, es necesario saber qué se entiende por “salud”. La Organización Mundial de la Salud, en 1946, dió esta definición, que sigue actualmente en vigor:

            “La salud es la situación de completo bienestar físico, mental y social, sin limitarla a la ausencia de enfermedad o minusvalía”.

Estos tres aspectos: físico, mental y social, están interrelacionados, de tal forma que el deterioro de cualquiera de ellos afectará a los otros dos en mayor o menor medida.

 Recordemos que la sordoceguera es una discapacidad que resulta de la combinación de dos deficiencias sensoriales (visual y auditiva), que genera en las personas que la padecen problemas de comunicación únicos y necesidades especiales derivadas de la dificultad para percibir de manera global, conocer, y por tanto interesarse, y desenvolverse en su entorno.  

 Por sus particularidades, conviene agrupar los temas en relación con:

             1. Personas sordociegas congénitas.

             2. Personas con sordoceguera adquirida.

             3. Sus familias.  

 

 

Las alteraciones graves y concomitantes de los sentidos de la vista y el oído son las responsables de esta discapacidad única: la sordoceguera. Podemos ver esquemáticamente el oído humano, cuyas partes principales son el oído externo, el oído medio y el oído interno. 

(imagen tomada de http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Anatomia_del_Oido_humano.svg?uselang=es)

A continuación, un esquema del ojo, donde se pueden distinguir distintas partes como el iris, el cristalino, o la retina.

(imagen tomada de http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Eyesection-es.svg?uselang=es)