By Plimun Web Design

APASCIDE

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel

¿Es mi hijo sordociego?

  Lo más frecuente es que no se detecte la sordoceguera. Se suele decir que es una persona con problemas múltiples, o que tiene un retraso añadido a un problema de oído, o de la vista, o que es autista. A continuación describimos algunas de la situaciones más frecuentes.

Si tu hijo es pequeño:

Es posible que tu hijo haya nacido con problemas de salud y haya necesitado ingresos en el hospital, o frecuentes visitas al especialista. Tal vez lo hayan diagnosticado de un problema en la vista. Los problemas del oído son más difíciles de detectar en los niños. Hay que hacer pruebas especiales, como los potenciales troncoencefálicos o las emisiones otoacústicas.

Si es muy pequeño, puede que nadie le haya diagnosticado de problemas visuales o auditivos, sino que no va respondiendo como un niño normal. Que no desarrolle el habla en su momento. O que no termine de echar a andar, tropiece y se caiga a cada intento. Es muy importante que le hagan pruebas de la vista y del oído.


Si tu hijo es mayor:

Es posible que de pequeño lo hayan diagnosticado de hipoacusia o de sordera. Pero últimamente le cuesta trabajo entender los signos, o adaptarse a los cambios de luz. A lo mejor puede leer bien lo que pone en la pizarra de clase, pero tiene que mover la cabeza de lado a lado. Tropieza con frecuencia. Ya no se encuentra a gusto entre sus amigos sordos.

Es posible que esté desarrollando un problema en la vista que le impide comunicarse como antes. Deben hacerle un estudio a fondo de la vista, y valorar la función de la retina.


También puede ser que tu hijo tuviera problemas visuales desde hace tiempo. Pero últimamente se relaciona muy poco con los amigos. Está de peor humor y no hace caso a lo que le dices. Se comporta mal con frecuencia.

Tal vez esté desarrollando un problema en la audición que le impida comunicarse. Debe hacerse examinar el oído y la audición.


Si tu hijo tiene problemas graves de salud:

Es posible que tu hijo haya tenido muchos problemas de salud desde que nació. Tal vez siempre se le ha educado como deficiente grave. Apenas responde a los esfuerzos educativos y se queda atrás, no progresa. En la clase de educación especial muchas veces se queda "aparcado", balanceándose. Tal vez se pasa el tiempo autoestimulándose o se golpea.

Si a una persona sordociega de nacimiento no se le da una educación, nunca podrá comunicarse. Debe hacerse una evaluación de la visión y de la audición, tal vez mediante potenciales evocados.


Recuerda: si tu hijo tienen problemas en la vista y en el oído, es posible que necesite unos  sistemas específicos de comunicación y un método específico de educación.

No dejes que pase el tiempo sin darle las oportunidades que puede necesitar en el futuro. Contacta con nostros hoy mismo a través del FORMULARIO DE SOLICITUD